Toda persona física, natural o autónoma que se encuentre en estado de insolvencia puede usar la Ley de Segunda Oportunidad mientras haya actuado de buena fe.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *