Concurso de acreedores

Para nadie es un secreto que el estado de alarma del Covid-19 traerá consecuencias devastadoras en todo tipo de empresas. Sin embargo, existe un procedimiento legal que puede ayudarte mucho en este momento. Estamos hablando del preconcurso de acreedores, la ayuda que muchos españoles podrían necesitar en este momento.

La gran mayoría de empresas han permanecido cerradas o con una producción mínima durante estos días de confinamiento. Lamentablemente, la mayoría de los afectados son autónomos y pymes con escaso margen de maniobra financiera.

Así funciona el preconcurso de acreedores

concurso de acreedores expres

El artículo 5 bis de la Ley Concursal define al preconcurso de acreedores como una comunicación del inicio de negociaciones con los acreedores. Su objetivo principal es tratar de alcanzar un acuerdo de refinanciación. Gracias a este procedimiento, se pueden conseguir adhesiones a una propuesta anticipada de convenio de acreedores o un acuerdo extrajudicial de pagos. 

Dicha Ley Concursal, en su artículo 5, indica que el deudor debe solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en la que se produjo su estado de insolvencia. Por ello, la Ley Concursal introduce el preconcurso de acreedores como un instrumento que será muy útil para los tiempos que se avecinan.

Gracias al preconcurso de acreedores, las empresas evitan la obligación de declarar el concurso de acreedores como tal. Además, prohíbe el inicio de ejecuciones judiciales o extrajudiciales y la posibilidad de suspender aquellas que se encuentren en tramitación. Sin embargo, solo se aplica con aquellas que se dirijan contra bienes o derechos que resulten necesarios para la continuidad de la actividad de la empresa. También es necesario destacar que los pocos ingresos posibles quedarán blindados por el artículo 5 bis de la Ley Concursal. 

Con el preconcurso de acreedores, las empresas podrán tener un plazo de hasta tres meses para centrar sus esfuerzos en revertir la situación actual de sociedad. ¿Cómo? Posponiendo la solicitud de declaración de concurso que deberá efectuarse dentro del mes siguiente a que se agote dicho plazo de negociación, salvo que se haya revertido la situación de insolvencia. 

Por otro lado, el propio artículo 5 bis, en su punto 3º, dota de la capacidad de solicitar expresamente el carácter reservado de la comunicación de negociaciones. En pocas palabras, nadie se enterará que la empresa se encuentra en situación preconcursal. Como seguramente has podido notar, este mecanismo busca crear un escenario de calma durante las negociaciones e incentivar al sector financiero para alcanzar un acuerdo marco de refinanciación con el deudor.

Propuesta anticipada de Convenio

concurso de acreedores express

La Propuesta Anticipada de Convenio también representa una gran ayuda para los españoles. ¿Por qué? Porque puede generar un ahorro de gastos y tiempo, evitando que el concurso de acreedores se dilate y se llegue a liquidación judicial la cual se demora durante muchos años. 

Esta Propuesta Anticipada de Convenio permite la aprobación de un convenio con los acreedores sin necesidad de pasar por la larga y costosa travesía judicial que supone todo el recurrido del concurso de acreedores. Gracias a ello, estamos hablando de una solución rápida para las pymes o cualquier empresa en España que pueda necesitarla.

La venta de unidades productivas también representa propuesta muy interesante en estos momentos. Esta hace que se preserve la actividad empresarial y permite el ingreso de dinero en las debilitadas arcas de la sociedad. La venta de unidades productivas se suma a las ya conocidas y manidas, quitas y esperas.

Eso sí, es indispensable que las personas estén bien asesoradas en este momento previo al levantamiento del estado de alarma. Cuando concluya esta situación del COVID-19, un planteamiento bien estructurado logrará que los administradores actúen diligentemente y consigan la continuidad de la actividad empresarial. Y si esto no fuera posible, se podría vender la unidad productiva a una empresa con mayor vialidad y solvencia para asegurar los puestos de trabajo de aquellos empleados cuyos contratos se subroguen por el nuevo empleador. 

En Adiós a mis Deudas contamos con un equipo de abogados expertos en la materia que asesora a distintas empresas sobre las implicaciones legales y económicas derivadas de la situación del estado de alarma. Gracias a esta grandiosa ayuda, cualquiera podrá saber como actuar ante las situaciones de insolvencia con las que se encontrarán tras el levantamiento del estado de alarma. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *