La Ley de la Segunda Oportunidad nació como un mecanismo que reduce la carga financiera (anulando deudas) y otras medidas de orden social. Por si no lo sabías, está dirigida a personas particulares o empresas autónomas que atraviesen una situación financiera crítica. A continuación te explicaremos todo lo que debes saber sobre la Ley de Segunda Oportunidad.

Miles de españoles perdieron su trabajo, miles de familias vieron repentinamente reducidos sus ingresos. También hubo miles de empresarios que vieron como sus negocios dejaron de ser rentables debido a las caídas de la demanda. Para nadie es un secreto que la vida económica de la población española se frenó brusca y trágicamente. Sin embargo, las personas tenemos una sobrada capacidad para sobreponernos.

Antes de que se publicara el 29 de julio de 2015 y entrara en vigor el jueves 30 de julio, no existía un vehículo legal claro para que las personas con estas dificultades económicas pudieran llegar a conseguir la exoneración de sus deudas. La aprobación de la Ley de Segunda Oportunidad es esa gran ayuda que muchísima gente necesitaba en España.

Sigue leyendo para que descubras cada detalle sobre la Ley de Segunda Oportunidad.

Qué es la Ley de Segunda Oportunidad y cómo funciona

Esta ley permite que cualquier particular o pequeño empresario puede volver a empezar desde cero si su situación financiera es insostenible. Por esta razón, se llama la Ley de Segunda Oportunidad.

El primer paso que contempla la Ley es plantear un acuerdo de pagos a los acreedores. Es decir, plantear unas cuotas “adaptadas a la situación real de las personas afectadas”. Esto se logra partiendo de quitas y dando el plazo de hasta diez años para abonar esas cuotas. Eso sí, las cuotas siempre serán propuestas de manera que su pago no condicione la vida de las personas deudoras.

Si no se llega a un acuerdo, es decir si los acreedores no aceptan la propuesta que se les haga, el juez podría llegar a exonerar deudor. En el caso de que sea un particular, se resolverá en los juzgados de Primera Instancia, y si es empresario se hace por vía mercantil.

 

Infografia de la ley de la segunda oportunidad

Requisitos para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad

requerimientos de la ley de la segunda oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad distingue por un lado los requisitos relativos al acuerdo extrajudicial de pagos, regulados en el art 231 de la ley concursal, y por otro, los requisitos del beneficio de exoneración del artículo 178 bis.

Requisitos relativos al acuerdo extrajudicial:

  • La estimación inicial del pasivo no debe superar los 5 millones de euros.
  • Si el deudor es empresario (incluyendo profesionales y autónomos), tendrá que aportar un balance.
  • El deudor no puede haber sido condenado por delito contra el patrimonio, el orden socioeconómico, la Hacienda Pública, la Seguridad Social, los derechos de los trabajadores, o por falsedad documental en los 10 años anteriores.
  • No estar tramitando o haber obtenido un beneficio similar en los últimos 5 años.
  • Desde la reciente sentencia del Tribunal Supremo en el mes de julio 2019, contempla también una quita de hasta el 70 % de los créditos de derecho público, permitiendo el pago del 30 % restante en cuotas mensuales durante 5 años.
  • El Mediador Concursal designado por la autoridad competente, seré quien presente a los acreedores una propuesta de pagos adaptada a la situación del deudor, demostrando así la buena fé del mismo en satisfacer sus deudas.

Requisitos relativos al beneficio de exoneración (liberación de la deuda):

  • La persona debe haber terminado el concurso por liquidación o por insuficiencia de la masa activa del patrimonio del deudor.
  • Es indispensable haber intentado un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores.
  • Presentar la solicitud del beneficio de exoneración como objetivo del concurso consecutivo que se debe declarar en los 15 días posteriores a la finalización del acuerdo extrajudicial de pagos.
  • El deudor tendrá que aceptar que el beneficio de exoneración se haga constar en el Registro concursal durante 5 años. Dicho beneficio de exoneración podrá ser revocado durante este plazo de tiempo, si mejorase sustancialmente la situación del deudor, por ejemplo mediante una herencia o lotería, o si el deudor hubiese ocultado ingresos, bienes o derechos.
  • Todas las deudas contra la masa deben estar satisfechas.

¿Qué puedes conseguir con la Ley de Segunda Oportunidad?

Acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad le va a permitir encarrilar nuevamente su vida e incluso arriesgarse a nuevas empresas o iniciativas, sin tener que cargar indefinidamente una losa de deudas que nunca podría satisfacer.

¿Cuáles son los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad?

  • Volver a pedir financiación.
  • Desaparecer de los listados de morosidad.
  • Volver a tener tarjetas de crédito.
  • Empezar una nueva vida.
  • Volver a tener la ilusión de poder comprar una vivienda.

En pocas palabras, la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad ayuda a aquellos que han fracasado en su vida económica para que no deban afrontar las deudas indefinidamente comprometiendo también su patrimonio futuro.

Cómo llega la ley de la segunda oportunidad a España: el origen

A diferencia de países como Alemania, Inglaterra y Francia, España tardó en implementar la Ley de Segunda Oportunidad. La historia de la ley de la segunda oportunidad en España se remonta a el 27 de septiembre de 2013 donde apareció el primer indicio de legislación sobre esta ley de apoyo a los emprendedores. Esta constituyó una novedad en la legislación española porque hasta ese entonces las personas que atravesaban una situación financiera crítica no contaban con ningún tipo de ayuda aunque hubiesen actuado de buena fe,

Ley de la segunda oportunidad BOE

El Boletín Oficial del Estado (BOE), aprobó esta ley en el año 2015. Esta ley esta amparada a nivel nacional y a nivel europeo, dónde la ley es muy conocida y recurrida por los ciudadanos de estos países, sin embargo, en España, es una ley que aún no es muy conocida pero que cada vez va aumentando su reconocimiento y aplicación.
Entonces, todos los puntos vistos en los apartados anteriores, a pesar que pueda sonar como un cuento de hadas, es real. Ya hay casos de éxito y la práctica es cada vez más común, además, el hecho de ser una práctica europea garantiza aún más la veracidad de esta en España

Personas que se han acogido a la Ley de Segunda Oportunidad

Hasta el momento, aproximadamente unas 10.000 personas se han acogido a la Ley de Segunda Oportunidad desde su entrada en vigor durante el año 2015. Todos ellos han salido favorables desde su aprobación, recibiendo una segunda oportunidad para hacer las cosas y comenzar desde cero.

Aunque España sigue estando lejos de países como Alemania y Francia en donde más de 100.000 personas han usado la Ley de Segunda Oportunidad, esta ha convertido en una de las leyes más importantes del país. Desde hace cuatro años, poco a poco se ha ido normalizando y dado a conocer en toda España.

Ley de Segunda Oportunidad para autónomos y particulares

Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

Sí, en caso de ser autónomo, también te puedes acoger a la ley de la segunda oportunidad. Siempre y cuando cumplas los tres requisitos fundamentales que requiere esta ley, puedes optar a la exoneración de tus deudas. Estos tres requisitos son:

  1. Demostrar que no se tiene patrimonio para hacer frente a las deudas o que éste ya se ha liquidado.
  2. La obligación total de las deudas no puede superar los 5 millones de euros.
  3. La buena fe del deudor.

Ley de Segunda Oportunidad para particulares

Igual que en el caso de los autónomos, te puedes acoger a la ley de la segunda oportunidad siempre y cuando cumplas estos tres requisitos:

  1. Demostrar que no se tiene patrimonio para hacer frente a las deudas o que éste ya se ha liquidado.
  2. La obligación total de las deudas no puede superar los 5 millones de euros.
  3. La buena fe del deudor.

¿Hay alguna figura que ayude en la negociación?

Sí. Como se trata de un proceso tutelado por un juez, el emprendedor podrá solicitar ayuda de un mediador si considera que es necesaria. Este hará con una figura interlocutora entre el afectado, los acreedores y el juez, siendo este interlocutor el mediador concursal.

También resulta de gran importancia la figura de los Asesores legales. ¿Por qué? Porque ayudan al afectado a preparar todo el expediente y documentación necesaria. Por est
a razón, ofrecen una inestimable ayuda al mediador concursal con quien trabajarán coordinadamente.

Ley de Segunda Oportunidad en España

mapa españa

La Ley de Segunda Oportunidad es un vehículo legal al que puede tener acceso cualquier español. Mientras haya actuado de buena fe, cualquier persona que se encuentre dentro del país puede aprovechar la ley para conseguir la exoneración de sus deudas.

Como seguro debes estar imaginando, los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad pueden ayudar a personas en cualquier parte de España. Sea cuál sea el rincón del país en donde te encuentres, esta ley está diseñada para que todos los españoles puedan encarrilar sus vidas y salir de la situación financiera crítica en la que se encuentran. Échale un ojo a los siguientes artículos y mira cómo puede ayudar esta ley en diferentes ciudades del territorio español:

Ley de Segunda Oportunidad y tarjetas revolving

Tarjetas revolving

Por si no lo sabías las tarjetas revolving son aquellas que solo permiten aplazar las compras en las cuotas que elija el usuario. Mucha gente no lo sabe, pero el uso de estas tarjetas conlleva una serie de intereses que vendrán especificados en el contrato y son notablemente superiores a los de los préstamos tradicionales.

Aunque con la ayuda de un abogado puedas compensar las comisiones que se te hayan cobrado injustamente, las deudas seguirán estando activas. Eso sí, puedes aprovechar los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad para cancelar la deuda total de tus tarjetas revolving. Sin duda alguna, se trata de otro gran beneficio que puede otorgar esta ley a todos los españoles.

Concurso de acreedores, la ley de la segunda oportunidad para empresas

El concurso de acreedores es un procedimiento que se lleva a cabo cuando una persona física o jurídica entra en una situación de insolvencia con la que no puede lidiar. Aquí intervienen dos personajes, el deudor (que debe dinero) y el acreedor (a quien le deben dinero). El objetivo de este proceso legal es organizar las finanzas del concursado para conseguir que el mayor número de acreedores cobren la máxima cantidad de dinero posible.

Ley de la Segunda Oportunidad despachos

Adios a mis deudas dispone de dos despachos en Sabadell y en Barcelona para tratar a los clientes de manera presencial.
Allí los clientes pueden tratar la ley de la segunda oportunidad en Sabadell en nuestros despachos bajo el bufete de abogados Aran Advocats que pueden ser localizados en C/ BORRAS N° 66 08208 Sabadell – Barcelona.

Así mismo Aran Advocats dispone de un despacho para tratar la Ley de la Segunda Oportunidad en Barcelona en la C/ de Brusi, 50 08006 – Barcelona.

No esperes más. Empieza ahora, ¡sueña con un futuro libre de deudas del pasado!

¿Aparecerá el emprendedor/deudor en alguna “lista de morosos”?

el deudor queda limpio de Asnef, Equifax, etc.

No. El texto oficial indica que la obtención de este beneficio se hará constar en la sección especial del Registro Público Concursal por un plazo de cinco años. Durante este tiempo, el deudor ya no figurará en ninguna lista de morosidad pero sí estará supeditado a la condición según la cual si experimentara mejor ventura. Es decir, si mejorase sustancialmente sus ingresos, mediante herencia o lotería, por ejemplo, debería restituir lo exonerado.

¿Mis deudas superan mis ingresos, que posibilidades hay?

ley de segunda oportunidad dinero a devolver

La ley dicta que el registro podrá ser consultado por “las personas que tengan interés legítimo en averiguar la situación del deudor (…), así como las Administraciones Públicas y órganos jurisdiccionales habilitados legalmente para recabar la información necesaria para el ejercicio de sus funciones”. En pocas palabras, la lista podrá ser consultada por tres tipos de agentes sociales. Los únicos que podrán tener acceso son las Administraciones Públicas, los bancos (ante una petición de crédito, por ejemplo) o los posibles clientes y proveedores
del emprendedor.

¿Cuanto cuesta la Ley de la Segunda Oportunidad?

Acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad tiene un coste variable y siempre es recomendable acogerse a ella si el imprete adeuda es superor a 12.000€, si ese no es tu caso y tu deuda es inferior a 12.000€ siempre puedes usar el comparador de créditos con o sin ASNEF que te ayude a resolver tu situación financiera..

¿Las deudas desaparecen para siempre?

Sí, a partir de los 5 años posteriores a la exoneración. Cualquier acreedor tendrá la posibilidad de pedirle al juez la revocación de la exoneración de deuda. Ojo, esto solo se puede hacer si en los cinco años posteriores a la admisión de la ley, el acreedor entiende que su deudor ha obrado de mala fe o ha obtenido mejor ventura.

Sabemos que todo esto no es fácil. Sin embargo, si es posible y puedes liberarte de tus deudas. Tranquilo, nosotros vamos a hacer todo lo posible para ayudarte a lograrlo. Porque en Adiós a Mis Deudas nuestro propósito es que lo consigas. Disfruta de un nuevo comienzo con la ley que te permite tener una segunda oportunidad.

No esperes más. Empieza ahora, ¡sueña con un futuro libre de deudas del pasado!

La Ley de segunda Oportunidad en la actualidad

En la prensa española se han publicado varios artículos sobre la Ley de Segunda Oportunidad. ¿Por qué? Porque actualmente este mecanismo ha cobrado mucha fuerza en España. Tanto así que cualquier empresa o autónomo que se encuentre en una situación financiera crítica puede acogerse a la ley y empezar de 0. ¡Increíble pero cierto!

abogados ley de segunda oportunidad

Vídeos de la Ley de Segunda Oportunidad

Además de notas de prensa, también hay varios vídeos interesantes que hablan sobre la Ley de Segunda Oportunidad. Sin duda alguna, todo esto deja bastante claro que esta ley representa esa ayuda que muchísimos españoles necesitan en este momento. El siguiente vídeo, por ejemplo, es de cuando Mariano Rajoy anunció la Ley de Segunda Oportunidad como una nueva esperanza para aquellos que no tuvieron suerte con sus finanzas:

¿Cuál es el mejor momento para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Sin duda alguna, este es el momento perfecto para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad. ¿Por qué? Porque es una ley que está en pleno auge y nadie asegura la posibilidad de que dure para siempre. Es decir, si has actuado de buena fe y tu situación financiera es una pesadilla, pues aprovecha y acógete a la Ley de Segunda Oportunidad para que puedas tener un nuevo respiro.

El equipo de Adiós a Mis deudas, por ejemplo, hizo que una trabajadora se librara de pagar 1.500.000 euros en deudas. Si no tienes idea de cómo llevar este proceso a cabo, lo mejor que puedes hacer es dejarlo en manos de un equipo de abogados expertos.

¿La ley de la segunda oportunidad será para siempre?

Esta ley es una de las grandes desconocidas por la mayoria de la gente por lo que al no haberse publicitado demasiado la mayoria de la gente la desconoce, al gobierno no le interesa publicitarla pues permite realmente empezar una nueva vida, y es totalmente posible. No se sabe si será para siempre o no o cuanto durará pero de momento es posibler acogerse a ella así que te recomendamos que no te demores a analizar tu caso.

ley segunda oportunidad entrada en vigor

 

Preguntas frecuentes sobre la Ley de Segunda Oportunidad

Faq Ade

Es una persona que además de haber obrado de buena fe, cumple con una serie de requisitos para acogerse a la ley de segunda oportunidad.

Es la situación concursal que surge cuando una persona, familia o empresa no puede pagar la totalidad de las deudas que tiene con sus acreedores.

Es un mecanismo que permite, con la intervención de un tercero, la posibilidad de renegociar las deudas y pactar quitas o aplazamientos de pagos. Este se puede aplicar tanto en personas físicas como en personas jurídicas sobre endeudadas.

Entre seis meses y cuatro años, pero lo más habitual es entre seis meses y un año.

Esto quiere decir que la empresa está involucrada en un procedimiento legal que se origina cuando se encuentra en un estado de insolvencia que no le permite hacer frente a todos sus pagos. El concurso de acreedores abarca las situaciones de quiebra y las de suspensión de pago.

Se le llama BEPI al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho. Por si no lo sabías, este es un mecanismo que permite librarte y cancelar la totalidad de tus deudas pendientes, tanto privadas como públicas.

Sí, librarse de todas las deudas es posible siempre y cuando se demuestre que hayas actuado de buena fe.

El proceso de la Ley de Segunda oportunidad dura entre 3 meses y 5 años dependiendo de tus deudas, de los acreedores y de tu capacidad de pago.

  • Oportunismo profesional.
  • Errores legislativos.
  • Incapacidad judicial.
  • Desinformación.

Sí. Si tu deuda es superior a la del valor de la vivienda, la Ley de segunda oportunidad te ayudará a deshacerte de tu hipoteca.

La exoneración de las deudas se mantiene durante 5 años. Cuando finalice el período las deudas desaparecerán para siempre. Sin embargo, cualquier modificación que demuestre un cambio importante en la economía podría ser causa para solicitar la revocación del beneficio.

Sí. Puedes continuar con tu trabajo ya que el objetivo de esta ley es facilitar la continuidad económica de las personas. Sin embargo, tu nombre figurará en un Registro Especial de personas que obtienen el beneficio, pero no en uno de morosidad.

Todas las deudas ordinarias y subordinadas pueden ser exoneradas con la Ley de Segunda Oportunidad. Las únicas excepciones son las deudas con Seguridad Social y Hacienda, pero hay jueces que han realizado quitas y extensión en el plazo de los pagos. No se cancelan las deudas por alimentos.

Toda persona física, natural o autónoma que se encuentre en estado de insolvencia puede usar la Ley de Segunda Oportunidad mientras haya actuado de buena fe.

Todo depende del caso. Pero la primera fase de la Ley de Segunda Oportunidad suele demorar entre dos y cuatro meses.

Claro que sí. La Ley de segunda oportunidad, puede literalmente cambiar la vida del deudor. Muchísimas personas disfrutan y han disfrutado de este beneficio, pero como se trata de una ley relativamente nueva aún hay desinformación al respecto.

Si quieres acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, lo mejor que puedes hacer es entrar en contacto con el equipo de Adiós a mis deudas. Su alta tasa de efectividad ha logrado que muchos españoles puedan empezar de 0 gracias a la exoneración de sus deudas.

  • Las deudas no pueden superar los 5 millones de euros.
  • Tiene que haber intentos de acuerdos prejudiciales de pago.
  • El deudor tiene que haber actuado de buena fe.
  • Justificar el estado de la situación financiera.
  • No ser declarado culpable en el concurso de acreedores.
  • No puedes haber condenado en los 10 años previos por delitos económicos, ni haber usado la Ley de segunda oportunidad.

Es un vehículo legal que te les otorga a las personas en estado de insolvencia la posibilidad de renegociar sus deudas u obtener una exoneración de las mismas. La ley de segunda oportunidad busca garantizar la paridad de cobro entre acreedores y la posibilidad de volver a empezar a los deudores.

Load More

Ley de la segunda oportunidad opiniones

Os animamos a debatir en los comentarios sobre esta ley tal como si fuera un foro de la ley de la segunda oportunidad

Y a tí, ¿qué te parece la Ley de Segunda Oportunidad?

Debido a los temas de actualidad relacionados con la ley de segunda oportunidad y el concurso de acreedores, Adiós a mis Deudas ha logrado conseguir buena presencia en la prensa española. En este año 2020, hemos sido referencia para distintos medios de comunicación. En la siguiente lista encontrarás todas las publicaciones de prensa en las que figura el equipo de Adiós a Mis Deudas. ¡Échales un ojo y descubre la forma en la que hemos abordado temas relacionados tanto con la ley de segunda oportunidad como con el concurso de acreedores!

Concurso de acreedores

brainsre

economiadehoy

elmundofinancieromurcia economia

hosteltur

valencia business

Ley de segunda oportunidad

byzness
cincodias

¡Atención! La crisis económica producto del coronavirus llegará a una nueva fase. ¿Por qué? Porque se aproxima una avalancha de concurso de acreedores en España. Cuando se levante el estado de alarma, muchísimas empresas tratarán de usar este proceso legal para afrontar su situación de insolvencia.

Los registros públicos han detectado un aumento de petición de información, tanto por parte de empresas como de personas jurídicas. Esto se debe a que es un requisito indispensable para acceder a las ayudas públicas, y a la desconfianza que tienen las empresas. Es decir, que antes de realizar una operación, prefieren mirar el Registro Público Concursa para comprobar que la compañía es solvente.

El número de concurso de acreedores aumentará a gran escala

concurso culpable

Esta situación es un indicador claro de que muchas empresas terminarán en concurso de acreedores por no poder hacer frente a los pagos con sus proveedores. Las compañías están exigiendo mayores garantías ante un deterioro de su actividad financiera.

Este 11 de mayo se darán a conocer los primeros datos reales sobre el número de concurso de acreedores. El INE publicará la Estadística de Procedimiento Concursal (EPC) correspondiente al primer trimestre de este año.

Aunque la estadística debería recoger el número del concurso de acreedores, es poco probable que se incorpore lo que ha sucedido en la primera quincena de marzo. Esto se debe a que en ese justo comenzó a aplicarse el estado de alarma.

Sea como sea, el número de deudores concursales aumentó un 14,6% durante el último trimestre del 2019. Se registró un total de 1979 deudores, de los que 1280 son empresas y el resto personas físicas sin actividad empresarial.

Debido a la difícil situación financiera de muchas empresas (la mayoría son pymes o pequeñas empresas), se reveló que en el mes de marzo 122000 compañías se dieron de baja en la cuenta de la Seguridad Social. Es decir, que dejaron de cotizar al sistema público de protección social. Esto se debe a la imposibilidad de seguir cotizando y a que posiblemente hayan dejado un rastro de deudas.

coronavirus proteger empresas

Por otro lado, en el año 2012 (cuando ocurrió la segunda recesión) se acogieron 7.779 empresas al concurso de acreedores. De todas ellas, la tercera parte tenía que ver con la construcción y el inmobiliario. Y actualmente, los sectores más afectados son los de hostelería, hoteles, constructoras y concesionarios.

Independientemente del sector al que pertenezca tu empresa, puedes aprovechar el concurso de acreedores si atraviesas una situación que te impida hacerle frente a tus deudas. Lo mejor que puedes hacer en este caso es dejar todo en manos de Adiós a Mis Deudas. ¡Trabajamos con abogados expertos que te brindarán asesoría cercana durante cada fase del proceso!

¿Sabías que los bancos pueden indemnizar a los clientes por ponerlos en ASNEF injustamente? Y sí, esto representa una gran ayuda para muchos españoles. Cada vez aumenta el número de personas que buscan una forma de salir de ASNEF, ya sea porque no están de acuerdo con estar inscritos en el fichero o con la deuda en sí. Sea cuál sea la razón, se puede conseguir una indemnización por tener ASNEF, ¡sigue leyendo y descubre cada detalle!

En ocasiones, los ficheros de morosidad incumplen muchas normativas europeas en defensa de los consumidores. Estamos hablando del no comunicar el alta en ASNEF, RAI o Badex a no ser que haya una sentencia judicial que acredita la deuda o que hayan transcurrido más de 6 años desde la inclusión y tenga que darse de baja automáticamente.

¿Qué se puede lograr con la indemnización por ASNEF?

indemnizacion

Los juzgados calculan que por estar de forma indebida en los ficheros de morosidad se pueden conseguir desde 5000 euros en adelante. Hubo una persona que tenía 5 apuntes (2 de un mismo banco, una financiera y una de telefonía) y logro una de indemnización de 25.000 euros en concepto de daños y perjuicios. Como seguro debes estar imaginando, estar en ASNEF no es el fin del mundo y si figuras injustamente en el listado hasta podrías ganarte un dinero.

En este caso, es importante recordar la Ley 16/2011, de 24 de junio, que trata los contratos de crédito al consumo y el acceso a los ficheros:

  1. Los ficheros sobre solvencia patrimonial y crédito están sometidos a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, a las normas que la desarrollan y a lo establecido en este artículo.
  2. Si la denegación de una solicitud de crédito se basa en la consulta de un fichero, el prestamista deberá informar al consumidor inmediata y gratuitamente de los resultados de dicha consulta y de los pormenores de la base de datos consultada.
  3. La información a que se refiere el apartado anterior no se facilitará al consumidor en los supuestos en que una ley o una norma de la Unión Europea de aplicación directa así lo prevea, o sea contrario a objetivos de orden público o de seguridad pública.
  4. Los responsables de los ficheros a que se refiere este artículo deberán facilitar a los prestamistas de los demás Estados miembros de la Unión Europea el acceso a las bases de datos para la evaluación de la solvencia de los consumidores, en condiciones no discriminatorias respecto de los prestamistas españoles.
  5. Si un Consumidor no está de acuerdo con la aparición en el Registro de Morosidad, por cualquier cuestión, deberá darse de baja del Registro hasta que un Tribunal con Sentencia Firme acredite la deuda y la cuantía no abusiva de la misma.

indemnizacion por asnef

En resumen, la aparición injusta de una persona en ASNEF puede provocar serias vulneraciones de derechos fundamentales y causarles graves daños morales y patrimoniales. Los ficheros de morosidad no se pueden limitar a seguir las indicaciones del acreedor que facilitó los datos, pues deben realizar su propia valoración del ejercicio de derecho o y otorgar una respuesta con base.

Si sientes que estás en ASNEF o en algún fichero de morosidad por razones injustas, entonces comunícate con Adiós a mis deudas. Nuestro equipo de abogados expertos analizará tu caso y te ayudará a conseguir una justa indemnización. Además, ¡te acompañarán y asesorarán durante cada fase del proceso!

Debido a la situación actual del COVID-19, muchas empresas están buscando una forma de protegerse para seguir trabajando con normalidad. Por suerte, existen varios procesos legales capaces de ayudar en esta labor. Uno de ellos es el concurso de acreedores, la solución que muchas empresas buscan por la crisis del coronavirus.

Por si no lo sabías, el concurso de acreedores es un procedimiento judicial regulado por el Derecho Concursal que se lleva a cabo cuando una persona física o jurídica entra en una situación de insolvencia en la que no puede hacerle frente a todos sus pagos. Cuando termine la situación del coronavirus, muchas empresas se verán obligadas a cerrar y tendrán que acudir a este procedimiento legal.

Concurso de acreedores en la actualidad española

Concurso de acreedores

Concurso de acreedores – Adios a mis deudas

En el año 2019, un total de 4464 empresas fueron concursadas por actividad económica principal en España. Además, hubo 6599 deudores concursados por tipo de concurso, clase de procedimiento, existencia de propuesta anticipada de convenio y contenido propuesta en el país. Como seguro debes estar imaginando, son cifras que realmente llaman la atención.

Sin embargo, debido a la situación actual del coronavirus, el número de empresas que se han acogido o se acogerán al concurso de acreedores en este 2020 es mucho más alto. ¿Por qué? Porque este procedimiento legal ayuda a que personas de todo el país le puedan hacer frente a sus deudas sin sufrir complicaciones que afecten negativamente a su actividad laboral, lo que resulta muy conveniente muchos españoles en este escenario del coronavirus.

Los expertos aseguran que cuando se levante el estado de alarma, aumentará el número de empresas y particulares que intentarán aprovechar los beneficios del concurso de acreedores. Por esta razón, la situación del COVID-19 ha sido clave para que muchas personas de todo el país se interesen en este procedimiento judicial.

¿Quiénes son los principales afectados?

proteger empresas coronavirus

Aunque muchos sectores empresariales se han visto en apuros debido a todo lo que ha pasado en el año 2020, las empresas más afectadas son de hostelería, constructoras, concesionarios, hoteles y gimnasios.  El año pasado hubo 557 constructoras y 317 empresas de hostelería que entraron en el concurso de acreedores. Pero ahora, con la situación actual del coronavirus, se estima que los números puedan llegar a duplicarse cuando se levante el estado de alarma.

En Asturias, por ejemplo, tomando en consideración los datos relativos a la crisis de 2008 y la evolución de estos procesos en 2009, se presentarán aproximadamente unos 181 concursos de acreedores en el año2020, y la mayoría se concentrará en el segundo semestre. Es decir, se producirá un gran incremento en comparación al año pasado en el que solo se contabilizaron 120 casos. Aunque se trate de una estimación que depende de muchas variables, son cifras que pueden alarmar a cualquiera.

Si quieres entrar en el concurso de acreedores, lo mejor que puedes hacer es dejar todo en manos de Adiós a mis Deudas. ¿Por qué? Porque contamos con un equipo de abogados expertos tanto en el concurso de acreedores como en la ley de segunda oportunidad. Estamos conscientes de que el número de peticiones para el concurso de acreedores está creciendo en los sectores antes mencionados, pero cuando termine el confinamiento tendremos lo necesario para ayudar a todas las empresas que quieran aprovechar los beneficios de este proceso legal. ¡Y te acompañaremos durante cada fase del proceso!

Según el Consejo General de Economistas, los concursos de acreedores crecerán un 200% durante los próximos trimestres. Sin duda alguna, se trata de un número que podría asustar a muchas empresas en España. Por esta razón, explicaremos cómo evitar un concurso culpable tras el estado de alarma.

Evita el concurso culpable cuando termine el estado de alarma

coronavirus

La primera recomendación es no tomar decisiones precipitadas, ya que no es adecuado plantear un concurso en compañías viables cuando la actividad económica vuelva a la normalidad. Las empresas afectadas por el estado de alarma deberían disminuir los costos en la mayor medida posible. Como la mayoría de las empresas atravesará una situación de insolvencia (que podría ser transitoria), lo más recomendable es gestionarla mediante acuerdos con sus acreedores y proveedores para posponer sus vencimientos y deudas.

Eso sí, todas las medidas deben ser tomadas en cuenta por un administrador concursal en el caso de que finalmente se decida ir al concurso. ¿Por qué? Porque no todas las firmas podrán sobreponerse a la situación actual.

Sea como sea, es importante iniciar un plan de actuación lo antes posible y no esperar a que se termine el estado de alarma. De esta forma, se podrán reducir las dificultades por las que atraviesa la empresa.

También es necesario destacar que hay ciertas acciones por parte del deudor que podrían desvirtuar el presupuesto de una insolvencia actual:

  • La negociación de acuerdos de refinanciación.
  • La expectativa de nuevos contratos.
  • La entrada de nuevos socios o accionistas.
  • La solicitud o concesión de aplazamientos por parte de organismos públicos.
  • La novación en cuanto a la exigibilidad de la deuda con un número considerable de proveedores ordinarios.
  • La reclamación a deudores solventes.

Ojo, la situación del COVID-19 no sanará conductas irregulares anteriores. Es decir, que si ya había irregularidades contables, el hecho de estar ante un caso de fuerza mayor como el del coronavirus no evitará la culpabilidad del concurso.

Expertos en el tema indican que muchas empresas cierran todos los años por razones que no involucran a los administradores. Una de las causas es la incapacidad de generar flujos de caja suficientes para pagar las deudas. Y en ocasiones, esta incapacidad se debe a las decisiones equivocadas del administrador, pero esta no es razón para suponer dolo, negligencia o culpa grave.

concurso culpable

Cuando la decisión es tomada con suficiente información, sin interés personal, con buena fe y con proceso de decisión adecuado, el concurso no podrá ser declarado culpable por una decisión equivocada. Todo esto se debe a la llamada regla de discrecionalidad empresarial.

Por otro lado, es muy importante cumplir con los plazos para que un administrador concursal no califique como culpable el concurso y que el juez lo admita en su sentencia. La Ley Concursal obliga a presentarlo dos meses después del conocimiento de insolvencia. Sin embargo, la suspensión de los pagos procesales permite que los administradores societarios puedan empezar a contar cuando se levante la moratoria, siempre y cuando sus problemas financieros no vengan desde antes del estado de alarma.

Sea cuál sea la ayuda legal que necesites, en Adiós a Mis deudas contamos con abogados expertos que te pueden brindar una asesoría efectiva. ¡Comunícate con nosotros y listo!

No es un secreto que las consecuencias para las empresas serán devastadoras tras el período de confinamiento actual. ¿Por qué? Porque la mayoría han permanecido cerradas o con una producción mínima. Así que en esta oportunidad, te explicaremos cómo se puede defender a una empresa durante la situación del COVID-19.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de las empresas en España son pymes o poseen un escaso margen de maniobra financiera. Por esta razón, es necesario tomar en cuenta las medidas legales que pueden evitar un cierre desordenado de la empresa, o una acumulación de deudas que dificulte seguir adelante con la actividad comercial y genere responsabilidad personal a sus administradores.

Así puedes defender a una empresa durante la situación del COVID-19

coronavirus proteger empresas

Si deseas defender a una empresa durante la situación del COVID-19, lo primero que debes hacer es estudiar la situación para negociar los compromisos de pagos pago tanto con los proveedores como con los bancos. De esta forma, se pueden tomar las medidas aprobadas recientemente por el gobierno en las que se encuentran algunas formas de financiación.

También es necesario un estudio individualizado de cada situación de insolvencia que se pudiera plantear según las medidas decretadas por el gobierno. Especialmente en aquellas empresas previamente afectadas en su tesorería en las que se pudiera producir una situación de insolvencia.

Cuando la financiación o refinanciación de la empresa no sea posible, tendrás que solicitar el concurso de acreedores. Con el concurso de acreedores exprés puedes liquidar la sociedad, en caso de la existencia de bienes y con un concurso ordinario se evitan las responsabilidades que genera un cierre para el administrador de la empresa.

concurso de acreedores express

¿Y qué pasa con aquellas empresas que aún tienen la posibilidad de continuar con su actividad? Pues el concurso de acreedores les ofrece un convenio a los acreedores que les permite aplazar y reducir su deuda para conseguir la continuidad de la compañía. Como seguramente debes estar imaginando, se trata de una grandiosa ayuda para muchísimos españoles en este momento.

Si quieres aprovechar los beneficios del concurso de acreedores, lo mejor que puedes hacer es dejar todo en manos de Adiós a mis deudas. Pues contamos con un equipo de abogados expertos capaz de ayudarte en cada una de las fases del concurso de acreedores. Y tú, ¿a qué estás esperando para empezar a proteger a tu empresa durante la situación del COVID-19?

Actualmente, el concurso de acreedores representa una gran ayuda para muchísimos españoles. Sin embargo, aún existe mucho desconocimiento sobre este procedimiento legal. Por esta razón, te explicaremos cuáles son las diferencias entre el concurso voluntario y el concurso necesario de acreedores.

¿En qué se diferencian el concurso voluntario y el concurso necesario de acreedores?

concurso de acreedores expres

La principal diferencia entre el concurso necesario y el concurso voluntario de acreedores radica en quien ha instado el procedimiento. Cuando la solicitud del concurso la hace el deudor, se trata de un concurso voluntario. En este caso, el órgano de administración de la sociedad se encarga de hacer la solicitud al Juzgado de lo Mercantil. Por otro lado, cuando la solicitud es hecha por un acreedor o por un socio responsable de la deuda, estaríamos hablando de un concurso necesario.

Si la solicitud de declaración la presenta un acreedor, tendrá que fundarla con el título por el cual se haya despachado la ejecución o por la existencia de alguno de las siguientes situaciones:

  • El sobreseimiento general en el pago corriente de las obligaciones.
  • La existencia de embargos por ejecuciones pendientes que afecten al patrimonio.
  • El alzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de los bienes del deudor.

Por otro lado, también se tiene que fundar por incumplimientos de distintos tipos como el pago de obligaciones tributarias durante los tres meses anteriores a la solicitud del concurso, el pago de las cuotas de la seguridad social o el pago de los salarios e indemnizaciones derivadas de las relaciones de trabajo correspondientes a las tres últimas mensualidades.

En cualquiera de los casos, se tiene que expresar en la solicitud una prueba de lo que desea valer el solicitante para acreditar los hechos. Es decir, no basta únicamente una prueba testifical.

trabajo en equipo

En el concurso voluntario, el deudor conserva las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, quedando sometido a la intervención de los administradores mediante su autorización. Y en el concurso necesario, se suspenden las facultades de administración y disposición sobre el patrimonio del deudor, siendo sustituido por los administradores concursales.

Si quieres aprovechar los beneficios del concurso de acreedores, ya sea de forma voluntaria o necesaria, lo mejor que puedes hacer es dejar todo en manos de Adiós a mis Deudas. ¿Por qué? Porque trabajan de la mano con un equipo de abogados expertos en la ley de segunda oportunidad y en la ley concursal. Además, te acompañarán en cada fase del proceso hasta que el resultado sea positivo.

El concurso de acreedores es aquel procedimiento que se lleva a cabo cuando una persona física o jurídica entra en una situación de insolvencia con la que no puede lidiar. Aquí intervienen dos personajes, el deudor (que debe dinero) y el acreedor (a quien le deben dinero). Y en esta oportunidad, explicaremos cómo funciona el concurso de acreedores en Madrid.

Sin duda alguna, existen muchísimas personas en la capital de España que podrían beneficiarse con este procedimiento legal. Lamentablemente, no todos tienen idea de que el concurso de acreedores podría ser esa gran ayuda que necesitan. Si quieres saber más al respecto, entonces sigue leyendo y saca tus propias conclusiones.

El concurso de Acreedores en Madrid

concurso de acreedores madrid

El concurso de acreedores en Madrid, o en cualquier parte de España, se lleva a cabo en los siguientes dos escenarios: suspensión de pagos o quiebras. La suspensión de pagos se produce cuando el deudor no puede hacerle frente a una deuda antes del plazo estipulado. La quiebra, en cambio, se da cuando el valor de los activos es inferior al total de las deudas.

Las empresas en concurso de acreedores en Madrid que entran por estar en quiebra atraviesan una situación mucho más grave porque la entidad no se encuentra en condiciones de conseguir el dinero que le permita salir de sus deudas. Sin embargo, la suspensión de pagos podría ser transitoria, porque puede que el deudor no tenga dinero para pagar en ese momento, pero sí en un futuro.

Para que se lleve a cabo un concurso de acreedores ordinario, el deudor o alguno de los acreedores debe presentar una solicitud y que el juez la admita. Por si no lo sabías, el objetivo del concurso de acreedores es organizar las finanzas del concursado para conseguir que el mayor número de acreedores cobren la máxima cantidad de dinero posible.

¿A quién protege el concurso de acreedores en Madrid?

madrid

El concurso de acreedores es un procedimiento que busca ayudar a los trabajadores de Madrid y se posterga en aquellos que han tenido influencia en la situación económica crítica o que puedan sacar beneficios del concurso. Por ejemplo, administradores o personas que estén relacionadas con el concursado.

Eso sí, el concurso de acreedores está diseñado para ofrecer un convenio que permita pagar a los solicitantes y conseguir la continuidad del negocio de la compañía. Para facilitar la tarea, el deudor puede mostrar una propuesta de pago con el 50% de quita del importe de sus créditos y un calendario de pagos de hasta cinco años.

Si quieres hacer uso de este procedimiento, pues en Adiós a mis Deudas contamos con el apoyo de abogados de concurso  de acreedores en Madrid que son realmente efectivos. ¡Consigue la ayuda que necesitas de una vez por todas!

Para nadie es un secreto que el estado de alarma del Covid-19 traerá consecuencias devastadoras en todo tipo de empresas. Sin embargo, existe un procedimiento legal que puede ayudarte mucho en este momento. Estamos hablando del preconcurso de acreedores, la ayuda que muchos españoles podrían necesitar en este momento.

La gran mayoría de empresas han permanecido cerradas o con una producción mínima durante estos días de confinamiento. Lamentablemente, la mayoría de los afectados son autónomos y pymes con escaso margen de maniobra financiera.

Así funciona el preconcurso de acreedores

concurso de acreedores expres

El artículo 5 bis de la Ley Concursal define al preconcurso de acreedores como una comunicación del inicio de negociaciones con los acreedores. Su objetivo principal es tratar de alcanzar un acuerdo de refinanciación. Gracias a este procedimiento, se pueden conseguir adhesiones a una propuesta anticipada de convenio de acreedores o un acuerdo extrajudicial de pagos. 

Dicha Ley Concursal, en su artículo 5, indica que el deudor debe solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en la que se produjo su estado de insolvencia. Por ello, la Ley Concursal introduce el preconcurso de acreedores como un instrumento que será muy útil para los tiempos que se avecinan.

Gracias al preconcurso de acreedores, las empresas evitan la obligación de declarar el concurso de acreedores como tal. Además, prohíbe el inicio de ejecuciones judiciales o extrajudiciales y la posibilidad de suspender aquellas que se encuentren en tramitación. Sin embargo, solo se aplica con aquellas que se dirijan contra bienes o derechos que resulten necesarios para la continuidad de la actividad de la empresa. También es necesario destacar que los pocos ingresos posibles quedarán blindados por el artículo 5 bis de la Ley Concursal. 

Con el preconcurso de acreedores, las empresas podrán tener un plazo de hasta tres meses para centrar sus esfuerzos en revertir la situación actual de sociedad. ¿Cómo? Posponiendo la solicitud de declaración de concurso que deberá efectuarse dentro del mes siguiente a que se agote dicho plazo de negociación, salvo que se haya revertido la situación de insolvencia. 

Por otro lado, el propio artículo 5 bis, en su punto 3º, dota de la capacidad de solicitar expresamente el carácter reservado de la comunicación de negociaciones. En pocas palabras, nadie se enterará que la empresa se encuentra en situación preconcursal. Como seguramente has podido notar, este mecanismo busca crear un escenario de calma durante las negociaciones e incentivar al sector financiero para alcanzar un acuerdo marco de refinanciación con el deudor.

Propuesta anticipada de Convenio

concurso de acreedores express

La Propuesta Anticipada de Convenio también representa una gran ayuda para los españoles. ¿Por qué? Porque puede generar un ahorro de gastos y tiempo, evitando que el concurso de acreedores se dilate y se llegue a liquidación judicial la cual se demora durante muchos años. 

Esta Propuesta Anticipada de Convenio permite la aprobación de un convenio con los acreedores sin necesidad de pasar por la larga y costosa travesía judicial que supone todo el recurrido del concurso de acreedores. Gracias a ello, estamos hablando de una solución rápida para las pymes o cualquier empresa en España que pueda necesitarla.

La venta de unidades productivas también representa propuesta muy interesante en estos momentos. Esta hace que se preserve la actividad empresarial y permite el ingreso de dinero en las debilitadas arcas de la sociedad. La venta de unidades productivas se suma a las ya conocidas y manidas, quitas y esperas.

Eso sí, es indispensable que las personas estén bien asesoradas en este momento previo al levantamiento del estado de alarma. Cuando concluya esta situación del COVID-19, un planteamiento bien estructurado logrará que los administradores actúen diligentemente y consigan la continuidad de la actividad empresarial. Y si esto no fuera posible, se podría vender la unidad productiva a una empresa con mayor vialidad y solvencia para asegurar los puestos de trabajo de aquellos empleados cuyos contratos se subroguen por el nuevo empleador. 

En Adiós a mis Deudas contamos con un equipo de abogados expertos en la materia que asesora a distintas empresas sobre las implicaciones legales y económicas derivadas de la situación del estado de alarma. Gracias a esta grandiosa ayuda, cualquiera podrá saber como actuar ante las situaciones de insolvencia con las que se encontrarán tras el levantamiento del estado de alarma.