exoneración deudas

La Ley de la Segunda Oportunidad es un proceso administrativo aprobado en 2015 a nivel estatal, que permite a personas físicas que se encuentran en una situación de quiebra económica y que no pueden hacer frente a sus deudas, exonerar estos impagos. Esta misma ha sido la que ha permitido a Ana exonerar un millón y medio de euros de deuda.

Ana ha sido administradora de una empresa de actividades inmobiliarias, la cual le ha generado beneficios considerables en el periodo anterior a la crisis española. A raíz de la crisis, Ana empezó a disminuir el rendimiento económico de su empresa, lo cual le forzó a la necesidad de pedir préstamos a diferentes entidades bancarias. Como administradora, estas entidades le pidieron como requisito fundamental figurar como aval. Lamentablemente, después de varios años con resultados anuales negativos, sin poder afrontar sus préstamos, Ana terminó con una cuantía de deudas de aproximadamente 1.500.000€ que no podía afrontar. Ese es el momento en que decidió recurrir al equipo de AdiosAMisDeudas.

¿Quién trata la ley de segunda oportunidad?

segunda oportunidad

AdiósAMisDeudas es una empresa especializada en la Ley de la Segunda Oportunidad que ayuda a personas físicas con dificultades económicas a exonerar sus deudas a través de esta ley. Esta empresa colabora con diferentes despachos de toda España, designando cada caso donde mejor corresponda; en el caso de Ana, se derivó su caso a un despacho de Sabadell, Aran Advocats.

En este caso, Jordi Pardo, el abogado especializado en esta modalidad legislativa de Aran Advocats decidió tomar el caso de Ana. El primer paso de Jordi fue analizar el origen de las deudas y priorizar cuáles debían pagarse primero. La mayoría de estas deudas eran préstamos con entidades bancarias privadas y 3000€ eran deudas con la administración pública. Consecuentemente, como toda resolución crediticia en estos casos, se priorizó el cumplimiento de pago de las deudas correspondientes a créditos público, a través de una renegociación de un plan de pagos que Ana realmente pudiera afrontar en un periodo de tiempo asumible según su situación económica. Desde Aran Advocats, se propuso a la Administración Pública,  un plan de pagos a dos años con una mensualidad de 200€ aproximadamente.

El proceso: ¿cuál es el proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad?

El expediente completo tardó en resolverse definitivamente en un periodo de un año y medio. Durante este tiempo, al empezar el procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad, Ana quedó protegida frente a sus acreedores, los cuales no podían incurrir a la afectada al cumplimiento de sus pagos hasta la resolución completa del caso. Su sueldo de comisionista, que estaba también embargado, también quedó libre de cargos durante ese proceso.

alicante ley segunda oportunidad

En este proceso, desde el despacho hubo que celebrar una reunión tutelada por un juez para renegociar las condiciones de la deuda con sus respectivos acreedores. En esta reunión, intervino un mediador asignado por el notario a través del que se solicitó la ley, asignado por el registrador mercantil, al tratarse de una empresaria. Durante este acuerdo extrajudicial, se propuso un plan y calendario de pagos para que el deudor pudiera hacer frente a las deudas, como anteriormente hemos mencionado. Este periodo duró su máximo, un periodo de dos meses. 

Por norma general, lo más habitual es que el acuerdo extrajudicial con los acreedores acabe rechazado, es decir, sin acuerdo. Dado que no se consiguió llegar a ningún acuerdo de pagos con las entidades crediticias privadas, se procedió a la fase de concurso consecutivo, periodo el cual el juez puede exonerar el 100% de la deuda

Finalmente, después de este proceso y la comprobación del cumplimiento de los requisitos para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad en frente al juez competente de este caso, se sentenció la exoneración total de las deudas de Ana.

Ana, a partir de ese momento, ha quedado eliminada en el registro de RAI y ASNEF, así como cualquier otro tipo de fichero de morosidad. Ahora tiene disponibilidad de volver a pedir financiación a entidades tanto públicas como privadas. 

Gracias al equipo de AdiósAMisDeudas con el despacho de Aran Advocats, a través de la Ley de la Segunda Oportunidad, Ana puede empezar una vida libre de deudas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *